• fpiraquive

¿Qué pasa con el dólar? ¿Es culpa de Petro o del contexto internacional?


El dólar en Colombia está disparado y ha venido tocando máximos históricos en los últimos días. Cada día bate un nuevo máximo y al momento de escribir este artículo - 11 de julio - alcanza a cotizar a un máximo de $4.578.


Se ha notado con mucho nerviosismo el comportamiento de la divisa en lo corrido del año, sobretodo después de las elecciones en Colombia el pasado 19 de junio, donde la TRM rondaba los $3.900 y tan solo 20 días después, acumula más de un 17% de devaluación en ese período.


Entonces:


¿Es culpa exclusiva de Petro? No

¿Es atribuible únicamente al contexto internacional? No

¿Han ayudado los resultados electorales?


Son varios los factores que empujan a este fuerte panorama de devaluación: tanto externos como internos. Desde la desconfianza e incertidumbre después de las elecciones en Colombia hasta factores globales de gran relevancia.


Abordemos la reflexión desde dos perspectivas.


Externa


A nivel externo ante el inminente panorama de recesión en Estados Unidos y en el mundo en general, los inversionistas prefieren confiar en las economías fortalecidas, en cuyo caso, Estados Unidos, con todo y recesión, es el principal candidato ante la incertidumbre.


Las monedas cotizan en pares. El DXY mide una canasta de monedas con respecto al dólar. Cuando el DXY sube, significa que la divisa americana está subiendo en todo el mundo. Si este sube en el mundo es casi imposible que baje en Colombia o en los países emergentes.


El dólar en el mundo está disparado, ha subido cerca de un 20% desde marzo de este año. El dólar mantiene un fortalecimiento generalizado por el riesgo de recesión, mientras el resto de economías siguen presionadas por una inflación alta y el endurecimiento de la política monetaria a manos de los bancos centrales y el dólar es visto como un activo refugio, como una moneda fuerte lo que incrementa el flujo de capitales hacia esa moneda.


Así que estos factores cuentan parte de la historia de la subida del dólar, la cual data desde el año 2010. En mayo, la inflación estadounidense llegó a un máximo cuatro décadas de 8,6% en términos anuales; fue el aumento más alto desde diciembre de 1981, según reveló la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU.


Por otro lado, el peso no había caído tanto como otras monedas de la región. Ahora nos adaptamos al comportamiento de la región. Sin embargo, la subida del dólar no tiene todo que ver con elecciones, sino que influye el dólar fuerte a nivel internacional, donde inclusive ha roto la paridad euro/dólar.


Algunos otros factores externos que contribuyen a un dólar fuerte son: Rusia a punto de cortarle el gas a Alemania, países emergentes en dificultades, dólar reemplazando al Yen como divisa refugio y temores de liquidez en China.


Al cierre de este artículo, Estados Unidos alcanzó una inflación del 9,1 %, el récord más importante en 40 años.


Interna


El alza del dólar y la caída del peso son unos de los temas a los que más seguimiento se les ha hecho durante las últimas semanas pues, si bien ya venía cayendo la moneda colombiana, tras las elecciones presidenciales del pasado 19 de junio se viene presentando una devaluación más fuerte del peso. En 2022, la TRM se había estado moviendo en rangos entre $3.700 y $4.000 muy acorde a lo que pasaba en el mundo y con las monedas emergentes.


Desde las elecciones en Colombia, las monedas de países emergentes de la región han seguido su camino de devaluación, sin embargo en Colombia ha sido mucho más acentuado ese impacto. Brasil se ha devaluado desde esa fecha un 4.2%, México un 2%, Chile 13.4% y Colombia más de un 17%, fundamentado por la salida generalizada de flujos de economías emergentes, además de la incertidumbre generada por los resultados electorales recientes.



Además, algunos de los factores internos que inciden en el precio de la divisa: flujos extranjeros, flujos locales, déficit, tasas de interés, impuestos, remesas, exportaciones e importaciones generan dudas con el nuevo gobierno.



El mercado sigue pendiente de las señales que da el gobierno Petro en materia económica, por ejemplo, en temas de impuestos. Se espera mayor claridad de cómo será la nueva tributaria, eso hace que inversionistas prefieran tener dólares que pesos y acentúe la devaluación mencionada.


De igual manera, se espera la definición de las reglas en materia de exportaciones e hidrocarburos. Cuando cae el precio del petróleo, implica menos dólares ingresando al país y por ende un aumento de su precio. Y en el país el 40% de las exportaciones dependen del petróleo y sus derivados.


El que diga que la devaluación es culpa exclusiva de Petro miente y el que diga que es culpa únicamente atribuibles a factores externos también lo hace. Los factores externos nos indican la dirección del dólar pero los factores internos acentúan esa situación o tendencia.


¿Cuál crees que es el factor de más relevancia en la devaluación del peso colombiano?




* Comparte este artículo si te gustó.