• Distilled Innovation

7 cosas que deberías saber sobre la metodología Design Thinking


El «Pensamiento de Diseño» o Design Thinking es una de las metodologías de innovación más populares de los años 90. Sin embargo, según los expertos a inicios de los años 60 esta metodología ya existía.


En Estados Unidos se dieron los primeros pasos de una ciencia que tenía el propósito de mejorar el diseño en torno a las necesidades de las personas. El arquitecto e inventor Richard Buckminster Fuller fue uno de los líderes de esta iniciativa (quien ese entonces trabajaba en la Universidad de Stanford en California); y empezó a crear metodologías para diseñar y evaluar soluciones a problemas.

En países como Dinamarca, Suecia y Noruega, también se comenzaron a dar avances en esta materia creando grupos de diseño cooperativos, que centraban sus esfuerzos en evaluar las necesidades de las personas. Finalmente en 1991 nace IDEO en Palo Alto (California) - la consultora que revoluciona el mundo del diseño y convierte esta metodología en la más utilizada para generar productos y servicios innovadores.


La metodología guarda una similitud con la metodología Lean Startup, que centra su atención en el cliente; sin embargo ésta tiene unos elementos claves en su metodología los cuales la diferencian de otras en el mercado.

Hoy te traemos 7 cosas que deberías saber al utilizar la metodología D.T.

  1. La cultura de esta metodología es llevar a desarrollar y validar prototipos que puedan responder a las necesidades del mercado. Antes que desarrollar un producto, se evalúa primero la persona, sus necesidades y retos. El producto final es resultado de la iteración de prototipos.

  2. Cada integrante que hace parte de la metodología juega un papel especial en cada una de las etapas (empatizar, definir, idear, prototipar, validar). Se da la posibilidad de que cada uno pueda manifestar de manera individual su perspectiva, y así unificar todas las miradas en un trabajo en equipo excepcional.

  3. Otro de los valores que tiene esta metodología es la empatía: la posibilidad que tenemos de entender al otro, permitiendo hallar soluciones y entendiendo el porqué se comportan las personas cómo lo hacen. Se trata de entender los problemas, necesidades, retos y deseos de los usuarios para los que estamos creando; independientemente de qué estemos desarrollando, siempre conllevará la interacción con personas.

  4. Cada una de las etapas del Design Thinking involucra lo lúdico. Durante el proceso se desarrollan técnicas con un gran contenido visual, que llevan a disfrutar el proceso y despertar un estado activo de creatividad. De esta manera, al trabajar de forma analítica y didáctica se generan soluciones innovadoras y desarrollan el potencial de las personas.

  5. Las técnicas utilizadas durante un proceso de Design Thinking pueden llegar a ser muy variadas, que pueden ir desde mapas mentales, juegos de palabras, retos de diseño, entrevistas, testeo del producto, grupos focales, entre otros. En cada etapa del proceso hay herramientas que pueden ayudar a encontrar las respuestas. Aquí te compartimos una lista de las más importantes.

  6. Otro elemento importante es sin duda la actitud. Debemos adoptar durante el Design Thinking la que se denomina la «Actitud del Diseñador»: que traduce en ser curiosos, y observadores en el proceso; cuestionar el status quo; ser optimistas; perder el miedo a equivocarse y ver los errores como oportunidades.

  7. Por último, no podemos perder de vista el rol del facilitador. Este integrante es el Líder del grupo y saca lo mejor de cada participante durante cada fase. Es un mediador, un guía, un hilador del proceso. No elige que idea esté mejor, sino que unifica las construcciones de todos, en un proceso conjunto.

El Design Thinking es una herramienta potente en el diseño de productos y servicios; sin embargo también puede llegar a utilizarse para el diseño de procesos. Actualmente se utiliza en diferentes áreas de las empresas como marketing, diseño, transformación digital, tecnología, gestión del cambio, entre otros.

Agenda con nosotros una sesión de Design Thinking o toma nuestro curso de Innovación Destilada.


*Comparte este artículo si te gustó.